domingo, 18 de junio de 2017

Reseña| Princesa de Papel - Erin Watt

Datos:
Título: Papel Princess
Editorial: Oz 
Colección: New Adult 
Edición: 2017 
Formato: Ebook 
Género: Romántico 
304 páginas
Idioma: Español 
Saga: Sí, Los Royal


Sinopsis:

Dinero. Exceso. Secretos. Adéntrate en el mundo de los Royal.

La vida de Ella Harper no ha sido nada fácil, y cuando su madre muere, se queda completamente sola. Pero entonces aparece Callum Royal, un multimillonario empresario que la saca de la pobreza. A partir de ese momento, Ella llevará una vida de lujo y riqueza. 

Sin embargo, pronto se dará cuenta de que algo extraño ocurre en la mansión de los Royal. Los cinco hijos de Callum, que tienen un magnetismo sin igual, ocultan algo. Ninguno de ellos la quiere allí, en especial Reed. Pero Ella se siente atraída por él y tendrá que luchar con todas sus fuerzas por no caer en sus redes…


Primero que nada: Yeeeeeeees, ¡por fin pude leer este libro! Desde que vi en blogs de España reseñas de Paper Princess dije: este libro dentro de poco tiene que estar entre mis manos. ¿Porqué? Por que tiene esas temáticas en las cuales sabes que ciertos sucesos van a pasar pero que esperas que la autora (en esete caso LAS autoras) sepan hacer los giros necesarios para que no se vuelva una más del montón y porque cuando estoy hasta el tope de trabajos prácticos, parciales y entregas de trabajo necesito una lectura que me ayude a distraerme y me sumerja en otro mundo.

Me lo leí en un día, y es lo que más me gusta cuando busco este tipo de historias, que me atrapen, que me hagan seguir leyendo hasta "terminar" de descubrir la verdad detrás de los sucesos. Digo terminar entre comillas porque al ser una saga lo único que conseguis en la primer entrega es el panorama general y la bomba del final que te lleva de cabeza al segundo (que no aguanté y lo leí a los minutos de terminar este jejeje así que en breve reseña de él).

En Pincesa de Papel conocemos a Ella Harper, una joven de apenas diecisiete años que la vida siempre le dio la espalda por lo que está acostumbrada a sobrevivir. Es una luchadora en todos los aspectos, tanto que desde los quince cuando su madre enferma toma las riendas y se convierte en el sustento de ambas. Acá quiero hacer un alto porque cuando empecé a leer las reseñas y me enteré de un par de datitos que yo concideré spoiler me hizo tambalear un poco mi desición de leerlo pero esa portada y ese título (Princesa de Papel, ¡papel gente! Que es tan frágil, maleable, capaz de destruirse con apenas hacer un poco de fuerza en direcciones opuestas y a todo eso le ponen el princesa adelante... para pensar) pesaron más. Ella es una chica que ante la necesidad de sobrevivir toma todos los trabajos que puede, aunque uno de ellos no sea legal pero como bien dice ella hace lo necesario para pasar esa etapa y salir adelante.

Callum Royal, un hombre que acostumbrado a los lujos, poder y dinero se presenta como el ángel salvador de Ella y se la lleva a vivir con él y sus cinco hijos. En este momento es cuando las que solemos leer este tipo de historias decimos: uno de los hijos va a ser la encarnación del mal pero seguramente va a ser una tapadera porque por dentro se va a estar derritiendo como chocolate caliente (dicho sea de paso que ganas de tomar un submarino, muero de frío jeje). Como bien nos adelanta la sinopsis ese papel lo ganó por sorteo Reed, el hermano mayor de los que van a la secundaria y el cabecilla de la banda de los Royal cuando Gideon, el mayor del quinteto, está en la Universidad. 

Pincesa de Papel tiene ese drama adolescente que está tan de moda, no lo voy a negar, pero el pasado de todos los protagonistas es un pelin más jodido. Demasiados secretos, malos entendimientos, remordimientos, culpas sobre los hombros no correctos, poder, intereses, jugadas sucias (muy sucias), unidas por la historia de una joven que lo único que quiere es terminar el secundario, ir a la universidad y por fin lograr tener una vida normal lejos de las penurias.

Llegado al final estoy teniendo dificultades para poner un puntaje. Como me suele suceder con este tipo de historias es que ni bien la termino de leer me encanta pero si la llego a re leer más adelante es posible que ya no me encante tanto. Peeeero, si me quedo por como me sentí al finalizarla va esta nota:

                                                                


Erin Watt es el pseudónimo bajo el que se esconden Jen Frederick y Elle Kennedy, autoras de éxito en Estados Unidos. Su pasión por la escritura las embarcó en esta aventura creativa. 

La saga Los Royal, es una intensa y deliciosa trilogía que ha sido comparada con Gossip Girl y Crueles intenciones y que ha llegado a laslistas de los más vendidos...

jueves, 8 de junio de 2017

Book Detox, un experimento

Veo en muchos blogs que arman entradas de Book Hauls y siempre me desconcertaron porque está bueno comprar libros y estar orgullosos de ellos pero cuando llega en punto en el que se acumulan pilas y pilas considero que ya deja de ser saludable. Yo soy adicta a comprar libros pero como consideraba no me afectaba no le daba mucha importancia.


La cuestión de plantearme un Book Detox es tratar de bajar la pila de lecturas pendientes. En la imagen pueden observar simplemente una parte (la que tenía a mano) de mi motín de marzo y abril: 


Algunas lecturas me emocionaban bastante por distintas cuestiones como La historia interminable y Stardust. Otros los compré por puro vicio, pero cuando me di cuenta que llegaba Mayo y solamente había leído uno solo de las compilaciones de Harlequin en mi casa pusieron el grito en el cielo. Las pilas de libros estan por todas partes y comencé yo misma a notar ciertas consecuencias que me hicieron prometer que por un mes no voy a comprar más novelas.

Primero: mi lista de pendientes debe tener tres cifras pero además de lo obvio: dinero y tiempo invertido en lecturas de dudosa calidad. En pocas palabras, me prometí ser una lectora más ordenada  y bajarle a la adicción. ¡Aún no leí los libros de la feria del libro del 2016! ¡Tengo trece novelas comenzadas en mi perfil de Goodreads! ¡¡Trece!!  Si eso no es poco saludable no sé qué lo sea. Y es que es genial reseñar para el blog pero acumular y acumular relatos me está matando. 

Segundo: después del primer mes sin comprar novelas vi que mi tiempo por estudios y vida cotidiana no ayudaba tampoco a bajar pendientes por lo que tomé una decisión para desarrollar en varias entradas: No comprar durante junio y julio y terminar las lecturas pendientes comenzadas que pueden ver en mi Goodreads. Entre ellas están:

Príncipe Lestat;
Stardust;
Zodíaco; 
The queen of tearling;
Cázame si puedes;
El asesinato de Roger ackroyd;
Y más... 

Evidentemente seguiré leyendo el material para reseñar porque a parte de compras acumuladas tengo las colaboraciones de autores y editoriales independientes que no puedo leer porque soy básicamente un pelotazo en contra.

Propongo estos tres meses para mejorar mi calidad como lectora, bajar los niveles de polución mental (con el estudio y el blog) y bajar tareas pendientes. Un detox literario.

Recen por mi cuando comience a sentir el síndrome de abstinencia y escriba al respecto.



¡Besos mis exprimidores queridos!

domingo, 4 de junio de 2017

¡Ganador Zodíaco!

¡Buenas noches exprimidores! ¿Cómo han pasado el fin de semana? ¿Bien? ¿Normal? ¿Mal? ¿Saturados de trabajos prácticos? Mi opción es esa última sumado a que hoy se me fue la anteúltima función en el Centro Cultural Borges de SOCIETAS  :( y como que quiero que la obra siga estando en cartelera jeje


Bueno, vayamos a lo que es central en esta entrada y es anuciar al ganador del libro autografiado y dedicado :D :D


a Rafflecopter giveaway

¡F E L I C I T A C I O N E S! Esperamos que te contactes con nosotras antes de que se cumplan 72 hrs a elexprimidordelibros@gmail.com 

  Y además esperamos que disfrutes mucho, mucho esta lectura 📖 

Sin más nos depedimos y les agradecemos a todos los que se sumaron a participar en el sorteo. 

¡Nos leemos en breve!

jueves, 1 de junio de 2017

Anne with an E, el nuevo show de Netflix basado en Anne de las TejasVerdes.| Series

En años recientes me familiaricé con la obra de Lucy Maud Montgomery, Anne la de tejados verdes (en inglés Anne of the Green Gables) que es una novela preciosa.  Mark Twain decía que era uno de los mejores relatos que recreaban la infancia con imaginación. Anne tiene mucho “espacio para la imaginación”. Lucy Maud Montgomery creó toda una saga literaria que sigue la vida de Anne y todos los personajes que recorren su vida desde la  niñez hasta la adultez. Yo me encuentro en el principio de todo a la espera de que los planetas se alineen y pueda leer Anne la de Avonlea.  Aquí pueden leer la reseña de la primera novela haciendo click aquí.


Los Spoilers comienzan a aparecer aquí así que lean bajo su decisión:

La pluma de Lucy (que debería ser comparable a la de Louisa May Alcott y todas las grandes) te lleva desde que la huérfana entra inesperadamente en la vida de Marilla y Matthew Cuhtbert hasta cuando en sus quince años decide convertirse en maestra. Mis impresiones con la novela fueron que realmente te sentís trasladada a toda esa vida campestre de principio de siglo. Leía cada capítulo como si de una serie se tratase. Las aventuras de Anne son interminables. Se imaginarán mi emoción cuando descubrí que Netflix estrenaba una  nueva serie de la huérfana pelirroja que se distingue por usar palabras grandes y tener un gran espacio para la imaginación.

Las adaptaciones son engañosas. El primer capítulo de Anne with an E escrito por Moira Walley Becket (responsable de algunos episodios de Breaking Bad y Flesh and bone) es textual al inicio de la novela, pero es cerca del final cuando decide cambiar y comenzar a apropiarse de la historia de Lucy Maud Montgomery para contar una historia que se le parece pero que no es cien por ciento fiel a la novela de la autora.


La recreación de época y los escenarios naturales en donde emplaza Tejas Verdes (la granja de los Cuthbert) es simplemente de ensueños. La granja de Marilla y Matthew es sobria, austera y antigua justo como la novela te permite imaginarla.

La serie comienza a improvisar y mezclar elementos para lograr el suspenso y que te “enganches” con el ritmo de la historia. Solamente adapta parcialmente los hechos de la primera de las novelas de Anne Shirley.

Amybeth  McNulthy es una pequeña niña prodigio. Su interpretación de Anne tiene sus momentos de oscuridad cuando su pasado triste sale a la luz y sin embargo ostenta una mente prodigiosa capaz de memorizar las mejores rimas de las mejores obras de la historia.  Debo decir que por momentos la actuación de Amybeth es un poco irritable, sobre todo cuando se saca de quicio y hace una pataleta. No me imaginaba tales pataletas de parte de Anne pero es cierto que en el libro ella da bastantes problemas al inicio, los que compensa con su gran corazón. Sin embargo el espectador va a ser llevado al límite del dramatismo cada vez que el temperamento de la pelirroja es fogoneado por los ataques de rabia.

Matthew es interpretado por R H Thompson y es tan amable como el de la novela. Los Cuthbert son raros porque son dos hermanos solterones que de pronto buscan un muchacho en un orfanato para ayudarles pero luego esos planes cambian inesperadamente. (Miren la serie o lean la novela)

La serie comienza a abrirse a un espectro de personajes mas o menos entrañables como Diana Barry (interpretada por la actriz Dalila Bela), la mejor amiga de Anne y Gilbert Blythe (interpretado por Lucas Jade Zumann) el chico con el que Anne compite por la aptitud académica.

Se nota que Walley Becket da rienda suelta a su imaginación cuando habla de el resquemor en la sociedad campestre al recibir a Anne, e introduce cosas que a ella le interesa como Marilla (una excelente Geraldine James) yendo a una reunión de madres progresistas que hablan de feminismo pero carecen de tolerancia y sus resquemores cuando contradice al parróco que piensa que Anne solamente tiene que aprender a ser una esposa. Si bien estas tensiones están presentes en la obra original, se puede decir que esto es una lavada de cara para el público nuevo o el viejo que quiere ver cosas nuevas en la vida de la pequeña huérfana.

El final de temporada es una condensación del final de la novela con la imaginación de Moira incorporando unos villanos inesperados y algo más Dikensianos que propios de la pluma de Montgomery.

Por último nos devolvemos al inicio por unos segundos para contar que la serie tiene un opening, que hay que destacar. Como postproductora tuve que investigar como estaba realizado y para mis sospechas si, se trata de una obra de arte. El inicio está basado en ocho pinturas realizadas por Brad Kunkle con referencias de fotografías de Amybeth. Pinturas que son escaneadas y trabajadas en 3d por la empresa Imaginary Forces, animadas junto a citas tomadas de la novela y es lo que representa el cambio de las estaciones y la vida de Anne. Cuando veía ese opening no podía dejar de pensar en la pintura Pre- Rafaelista de Inglaterra.



Una serie para ver con toda la familia que recrea una época y un periodo a través de los ojos de una niña pequeña para la que todo es nuevo y misterioso, a veces dramático, a veces cómico, pero siempre interesante. Son solo siete episodios ¡No digan que no se los dije!

miércoles, 24 de mayo de 2017

Reseña | Los ángeles de hielo - Toni Hill

Datos:
Título original:
Editorial: Grijalbo
País: España.
Formato: libro físico.
Género: Novela suspenso.
Fecha de publicación: 2016
Idioma: Español.
Páginas: 464.
Auto conclusivo.


Sinopsis: 
Frederic Mayol, un joven psiquiatra, se ve enfrentado a un misterio que afecta a la mujer que ama y a su lugar de trabajo: un sanatorio donde aún flotan oscuros secretos que se remontan a un pasado reciente, cuando el edificio alojaba un internado para señoritas de buena familia, el Colegio de los Ángeles. Para descubrir la verdad, Frederic deberá sumergirse en los sentimientos más recónditos y perversos del ser humano, emprendiendo una investigación absorbente de la que nadie, ni siquiera él, saldrá indemne.





¡Que ya he llegado! ¿Me extrañaron? ¿No? Vale, es comprensible.
Si se han preguntado dónde he estado, os diré que buscando mis ganas de vivir por temporadas, así como un artículo online de “cómo vivir con 21 años sin ninguna clase de meta en la vida y no caer en depresión”  (gracias Naty). Sí, vale, me tardé un milenio en acabar este libro porque, como vais a leer, ¡lo he sufrido! En lugar de continuar alargando este reencuentro, permítanme iniciar la reseña. Vamos allá.


De primeras, os digo a todos aquellos que hayan leído alguna otra obra de este autor que no van a encontrar absolutamente nada parecido a ellas. Mientras que “El verano de los juguetes muertos” y “Los buenos suicidas” se dejan leer increíblemente bien, dándonos un ambiente sencillo de seguir y muchísima tensión la mayor parte del libro; “Los ángeles de hielo” se ha quedado cortísimo a la hora de, bueno, alcanzar dichos estándares que uno espera en la narración después de conocer al autor en cuestión.

Toni Hill perdió la bola en esta ocasión: con un inicio de libro es bastante confuso, demás está decir que el suspenso y la atracción por la trama se van perdiendo a medida que uno se vuelca entre las páginas. Quizá fue cosa mía y de mi desánimo a la existencia de los últimos días, pero no encontré muchas cosas satisfactorias en toda la novela hasta las cien páginas finales (¡sí, hasta ahí!). Como saben, me gusta comentaros qué pienso de una historia sin spoilearos demasiado para que podáis comprobar vosotros mismos si concordáis o no con mi opinión, así que os voy a explicar lo mejor que pueda desde mi punto de vista.

El libro se desarrolla en tres partes: la Europa post-guerra, la Europa en guerra y Barcelona en 1909. Cómo es posible, os estaréis preguntando, y es que el autor recurre al clásico libro dentro de un libro dentro de un libro. Dejadme que os explique: básicamente “Los ángeles de hielo” es la historia que Frederic Mayol le contó a su compañero de trabajo, Sebastián Freixas, quien decidió plasmarla en un libro para publicar; acompañado de retazos del diario de una mujer llamada Águeda Sanmartín.

Con respecto a los personajes, la mayoría me cayeron amargos. Frederic es un hombre joven que se formó en la psicología luego de participar en una guerra que lo dejó con un brazo inutilizado y es, me parece, al que más afecto le he cogido durante toda la lectura. Sus amigos, Gerard y Blanca (quien se convierte poco a poco en su amada) Raventós me supieron blancos e incoloros como el jabón en polvo, al igual que -en ocasiones- la ya mencionada Águeda. Los que sí me han gustado pero muchísimo son, en efecto, los locos de la historia: Biel Estrada, uno de los pacientes que Frederic se encarga de atender y que tiene alucinaciones en las que se le presenta un «doble» macabro, el padre Robí que insiste en ser perseguido por un «espectro demoníaco» y, separado de los enfermos mentales, Juanjo Alcázar, un periodista que me agrada por su personalidad, aporta muchísima información útil a la historia y el que sea pelirrojo no tiene nada que ver.

La historia comienza en el ambiente en que todas lo hacen, esa lentitud propia de la intención del autor de iniciar al público en el relato en cuestión, pero muy pronto se va descolorando. Los sucesos tardan AÑOS (no literalmente) en ocurrir y las lagunas entre las cosas interesantes es donde el autor se permite divagar cual George R. R. Martin en cada tomo de Juego de Tronos. La peor parte es que la espera por esa emoción de querer poder leer más rápido no vale el poco tiempo que dura, porque si son cuatro páginas de mucho entusiasmo, le siguen unas ciento cuarenta de puro relleno, vidas cotidianas y un intento de romance muy pobre.

En mi humilde opinión, juntar algo tan complejo como tres relatos separados, la psicología y la alta burguesía en la España antigua (es decir, la gente rica que habla como si desayunasen un diccionario al día) no es una mezcla que resulte muy placentera de leer en mucha gente, menos en las personas que ahora buscan algo directo, simple y que fluya. Sí, digo que el libro es para quien tenga ganas de descifrar una que otra palabra «fancy» y conceptos rebuscados. 

Eso sí, una vez que la cosa se pone buena, a eso de la página 350, el libro parece dar un vuelco y ahí sí te dan ganas de comerte las páginas. Eso es algo que le voy a alagar a Toni: te mantiene en una posición idéntica a la de Frederic donde no comprendes nada y, por lo tanto, vas sacando conjeturas que -mayormente- acaban siendo erróneas al igual que las del protagonista. Además, en esas dulces últimas cien páginas, la satisfacción de simplemente saber, de que todo el embrollo que has estado leyendo -y aguantando- tiene una explicación lógica que te será dada de un modo muy claro y conciso, hace que valga la pena.

A pesar de que es un libro bastante pesado de leer, creo que me ha valido leerlo. Si quieren incursionar entre sus páginas, preparaos para aburrirse hasta el cansancio y -si son como yo- abandonarlo en la repisa por el suficiente tiempo como para que las ganas de continuar la lectura regresen a su cuerpo. Eso sí, el final es un poco predecible si vas hilando las pistas que el autor va dejando, pero no por eso lo hace menos sorpresivo y satisfactorio de leer.



Mi resolución es que Toni Hill es un gran escritor pero ha tenido novelas MIL veces mejores, que es la primera vez que prueba este nuevo estilo entre la psiquis y otra clase de misterio menos policial, y que “Los ángeles de hielo” no es para cualquiera.  










Toni Hill,  (Barcelona, 1966) es un traductor y escritor español de la firma Random House Mondadori. Es autor de tres novelas policíacas protagonizadas por el inspector Héctor Salgado, de los Mozos de Escuadra de Barcelona: El verano de los juguetes muertos, Los buenos suicidas y Los amantes de Hiroshima. Ha traducido libros como El oscuro pasajero y el resto de los libros de Dexter.

Es licenciado en psicología. Lleva más de diez años dedicado a la traducción literaria y a la colaboración editorial en distintos ámbitos. Entre los autores traducidos por él se encuentran David Sedaris, Jonathan Safran Foer, Glenway Wescott, Rosie Alison, Peter May, Rabbih Alameddine y A. L. Kennedy. El verano de los juguetes muertos es su primera novela, cuyos derechos de traducción ya han sido adquiridos en Alemania, Francia, Grecia, Italia, Holanda, Finlandia y Polonia.

sábado, 20 de mayo de 2017

Reseña| La madre de los carabineros - Alessio Puleo



Datos:
Título original: La mamma dei carabinieri
Editorial: Click ediciones de Editorial Planeta
   Edición: 2017
 Formato: E-book
   País: Italia
Género: Novela contemporánea, Romance
 Idioma: Español
  Autoconclusivo
Sinopsis:

En Palermo, en frente de la casa del juez Borsellino, vive una anciana que parece salida directamente de las páginas de una historia del pasado. Domenica Lupo, este es su nombre, hace años que asiste a los policías que, después de la masacre de Via D'Amelio, la casa de la familia del juez, y ha formado un vínculo con ellos tan fuerte como para convertirse, a sus ojos, en la madre de todos. Lleva té, agua, croissants, sandwiches con buñuelos, a cualquiera que vista el uniforme.

 Hasta que un día entre los jóvenes policías viene un tipo que, intrigado, decide averiguar por qué tanta dedicación y contar su historia. -¿Qué tal el domingo?, dijo Mimma. Y le explica una historia tan dramática como la verdad del pasado, en momentos en que las mujeres sicilianas sufrieron el abuso y la violencia, frente a la cual tuvo que inclinar la cabeza en silencio. Mimma habla de un amor nunca consumado por un joven brigadier de los Carabinieri, un lazo muy fuerte para toda la vida, a pesar de ser pisoteado por la hostilidad de los hombres y de las reglas no escritas de honor. Una extraordinaria historia que merece ser escuchada, vivida y transmitida. Una novela conmovedora basada en una historia real. Una bellísima historia de amor.




Una de las ventajas de tener el blog es cuando un autor te contacta para que leas y comentes sin obligaciones (o presiones) su obra literaria. Agradecemos a Alessio Puleo y a la editorial Planeta que nos enviaron una copia del libro en formato digital.

Soy fan de la Sicilia de Andrea Camillieri, por lo que cuando me di cuenta que la novela estaba ambientada en Sicilia me predispuse para bienes. El hecho de que el autor en el comienzo remarque que se trata de una historia real lo hace más interesante. En la introducción se puede leer que Alessio escribió esta historia primero como un guión cinematográfico y cuando leí el primer capítulo sentí justamente eso, que era demasiado cinematográfico. Esto me llevó a pensar que toda la novela estaría narrada así pero ya en el segundo capítulo se vuelve literario cuando comienza a narrar la historia de la protagonista en su juventud, Mimma.
¿Qué se puede decir de Mimma? Su historia de vida es tan hermosa y apasionada que dan ganas de conocerla. El escritor hace un trabajo de amor puro al describirla.

La historia te emociona, te da bronca y hace que te enojes por la vida de la pobre e indiscutible protagonista que llega a convertirse en esa madre de los carabineros, Mamma Mimma. La historia no es simplemente un romance, es un reflejo de otra época por eso, por mas que las actitudes de Tano Lupo, el abuelo de Mimma, nos enoje y nos duela en lo profundo del alma, el relato demuestra que las vueltas de la vida son impredecibles.

De lectura ligera, la pluma de Alessio no se detiene en descripciones innecesarias y eso hace que uno no quiera parar hasta el final. En la novela no hay rellenos innecesarios ni se desvía de la vida de quién es su exclusiva protagonista. En algunos momentos el lector va a desear mayor profundidad pero se nota en Alessio una premura por cubrir décadas en la vida de Mimma y no hacerlo en un libro de mil páginas. Por eso es entretenido y peca un poco de superficial en emociones. A veces uno se queda deseando más (por ejemplo, más detalle de ese reencuentro que no diré con quién y que solo ocupa un par de líneas dentro de un capítulo).

Lo que me llamó la atención del texto y su narrativa son unas oraciones exclamativas que no se si será por la traducción pero me parecían mal dispuestas dentro de la obra. Eso me dejó dudando en algunos momentos sobre mi calidad como lectora para juzgar el uso de las mismas por eso lo menciono como un detalle que llamó mi atención.

Emocionante y dramática, como lector te alegrás de los giros y los momentos finales que son menos amargos y casi saltás de alegría al ver que la vida durísima de Mimma es recompensada de alguna manera.

Casi la mitad de la novela es desarrollo de la dinámica de familia y las costumbres sicilianas, el verdadero drama se lo va reservando para cuando ya estás tranquila y en paz leyendo la novela, lo cual es como un golpe de efecto muy bueno. No es una novela para confiarse y mantiene el suspenso en los momentos justos. Casi me da pena que no fuera un film y desde El exprimidor de libros le deseamos a Alessio que ojalá lleguen a adaptarla en la RAI, la calidad cinematográfica de todo es innegable, es mas casi podía imaginarla como una película de época como las de DeSica o Rosellini. (Sí, es cierto hubieron momentos en los que imaginé a Mimma como una joven Sofia Loren o una Claudia Cardinale).

El detalle de la panaderia llamada Puleo no lo pasé por alto y me encantó (el autor y su familia manejan una panadería).

Mi calificación es tres y medio (no llega a cuatro porque ese encuentro que no menciono merecía un mayor desarrollo, mi corazón romántico lo esperaba con ansias y me dolió que fuera tan acotado). Es una lectura cargada de emociones, reflejo de una época y un período en la historia de Italia.

  






Alessio Puleo

Nació en Carini, un pequeño pueblo en la provincia de Palermo, 17 de junio de 1981, pero vive y trabaja en Cinisi. En 2001 se decidió a pagar el servicio militar en el armado de la policía, cumpliendo con su deber en el XII Carabinieri Batallón de Sicilia. Esta será una de las experiencias que forman parte de su vida, teniendo en cuenta que en ese momento cuando sirvió delante de supervisión de la casa Borsellino, conoce a Mimma Lupo, una mujer anciana con una conmovedora historia detrás de ella, historia que Alessio decide poner en papel para no dejar que la experiencia se pierda en la memoria siciliana. Sin embargo Alessio decide no vivir sólo sueños e ilusiones, y continúa echando una mano en la panadería de la familia donde trabaja en la actualidad.